Normas de Convivencia

1. Puntualidad en la entrada y salida del Centro. Las clases comienzan a las 7:45 y terminan a las 14:10 horas. Las puertas de la institución permanecerán cerradas durante la jornada lectiva. Si el profesor/a falta, dejará marcadas actividades de su materia, en cualquier caso, no se podrá salir del Centro hasta las 14:10 horas.

2. Siempre hay que traer el material de trabajo propio cuidando y respetando tanto el propio como el ajeno y el del Centro (mesas, sillas, plantas, baños, paredes…).

3. En los cambios de hora (timbre cada 45 minutos), el docente cambia de aula específica. Aprovechar para ir al baño entre clases y durante el recreo. En los cambios de clase no está permitido ir a la cafetería, sólo en el recreo.

4. Utiliza la vestimenta adecuada y mantén la higiene adecuada en el uso de los servicios. Cuida la limpieza dentro del aula y en las zonas comunes, así como el mobiliario. En las aulas y pasillos no se puede comer.

5. Para salir del Centro, entre horas, debe venir un adulto autorizado a recogerlo, quedando esta situación anotada por el profesor/a de guardia en el libro de incidencias.

6. No está permitido el uso de aparatos electrónicos (móviles, smartphone, mp3, iphone, portátiles…), excepto cuando el profesorado lo autorice como herramienta de trabajo en el aula o cuando un profesor permita su uso bajo su autorización y supervisión.

7. Durante el recreo no se puede estar en las aulas, pasillos o escaleras; sólo en el patio, jardines, canchas o cafetería.

8. Desde el Centro se promueve una convivencia basada en los valores de tolerancia y respeto. Para tal fin existe los “partes de incidencias” como reguladores de la misma.

9. Estudia y trabaja ayudando a crear un ambiente idóneo donde se pueda llevar a cabo el trabajo lectivo. Para ello es también necesario: prestar atención a las explicaciones del profesor, respetar el turno de palabra, mantener el tono de voz adecuado procurando no molestar al otro, permanecer en tu lugar de trabajo y cuidar tu vocabulario.

10.Se deben mantener en la intimidad aquellas acciones e información que formen parte de la privacidad de las personas. Los conflictos interpersonales deben ser afrontados en forma pacífica, mediante el diálogo y la búsqueda de consensos que respeten las diferencias, sin recurrir nunca a la violencia física o verbal.